MotorsportNoticiasRally Asfalto

Las 4 victorias consecutivas del Škoda Favorit en el Rally Monte-Carlo

Los equipos Škoda Favorit escribieron literalmente su capítulo con letras de oro.

La marca Škoda ha estado estrechamente asociada al automovilismo desde el principio, con una historia marcada por logros significativos y actuaciones heroicas. Los equipos Škoda Favorit escribieron literalmente su capítulo con letras de oro. La gradual evolución técnica de este coche, combinada con el entusiasmo y las magistrales actuaciones de pilotos y copilotos, condujeron a una campaña de gran éxito en 1994. Comenzó en enero con el equipo Sibera/Gross, que consiguió su cuarta victoria consecutiva en el tradicional inicio de temporada, el Rally de Montecarlo. Sin embargo, los notables logros se extendieron a lo largo de toda la temporada, culminando con un trofeo histórico para Škoda Motorsport en el Campeonato de la FIA.

 Favorit: un nombre sinónimo de éxito en el automovilismo

A finales de la década de 1980, Škoda Auto experimentó una importante transformación. Este cambio se materializó en el Škoda Favorit, que supuso un cambio revolucionario de la era de los modelos con motor trasero y tracción trasera a un coche moderno con una carrocería espaciosa, motor delantero y tracción delantera. Al mismo tiempo que el modelo de serie salía de la cadena de producción, se desarrolló una variante de carreras a partir de 1988, que recibió la homologación el 1 de enero de 1989. El Škoda Favorit 136 L hizo su debut oficial en competición en enero de 1989 en el Rally de Invierno de Valaquia, con los equipos Ladislav Křeček/Bořivoj Motl y Pavel Sibera/Petr Gross.

A continuación, el Škoda Favorit saltó a la escena internacional en el Hankiralli finlandés, donde demostró su valía en la principal liga «competitiva» de Finlandia. El equipo local de Kalevi Aho/Timo Hakala consiguió la victoria en su categoría con el Favorit. En aquel momento, pocos podían predecir el impacto que tendría el Škoda Favorit en el automovilismo de Mladá Boleslav o en las etapas mundiales de rally.

Rally de Montecarlo 1994: cuarta victoria consecutiva en la categoría de menos de 1300 cm3

Las innovaciones técnicas y los equipos experimentados y motivados permitieron obtener resultados extraordinarios en la temporada de 1994. El presagio de esta exitosa campaña fue la victoria en el 62º Rally de Montecarlo, celebrado en enero. El equipo Sibera/Gross continuó su racha de victorias en la categoría de menos de 1.300 cmpara conseguir su cuarta victoria consecutiva en esta exigente competición. Vladimír Berger y Pavel Štanec lograron el segundo puesto en la categoría con su Škoda Favorit, mientras que el tercer clasificado se quedó a más de media hora de los vencedores checos. A pesar del modesto rendimiento del Favorit en comparación con la competencia, Pavel Sibera alcanzó un impresionante 20º puesto en la clasificación general.

Según los pilotos, el coche se comportaba como un kart, como demuestra su tendencia a levantarse sobre dos ruedas en lugar de derrapar en las curvas rápidas.

Sobresaliente temporada en 1994 y victoria en el Campeonato del Mundo de la FIA

El equipo Škoda Motorsport consolidó su éxito inicial en el desafiante rally portugués. Aquí, los equipos checos con los Škoda Favorit demostraron su dominio en la categoría, con el equipo Sibera/Gross celebrando la victoria seguido de la dupla Triner/Klíma. Además, Pavel Sibera se abrió camino hasta la 10ª posición de la general, ganando valiosos puntos para Škoda en el Campeonato del Mundo de Fabricantes.

En el Rally Acrópolis de mayo, ambos coches se colaron en el Top 10 de la general, marcando un logro histórico para la marca Škoda en el campeonato del mundo. Los coches que ocuparon las ocho primeras posiciones eran unidades de fábrica equipadas con motores turboalimentados mucho más potentes, lo que hace que el éxito sea aún más impresionante.

El Škoda Favorit reafirmó su rendimiento en el rally de Finlandia e incluso en Australia, donde el equipo Škoda Motorsport se aventuró por primera vez, con la vista puesta en el título del Campeonato del Mundo de la FIA. Se consiguieron puntos adicionales en el Rallye Sanremo y en el rallye de España. De cara al famoso Rallye RAC británico, que celebraba su 50 aniversario en 1994, la tarea estaba clara: defender su posición de liderazgo en el Campeonato del Mundo de la FIA en la categoría de menos de dos litros. Compitiendo en la clase A5 para coches de aspiración natural y tracción delantera con motores de hasta 1.300 cm3, Škoda no sólo ganó esta categoría, sino que también consiguió un impresionante 6º y 7º puesto en la clase de 2 litros. Esta actuación en ambas categorías permitió a Škoda hacerse con el trofeo de fabricante en el Campeonato del Mundo de Rallyes de 2 litros de la FIA. Škoda dominaba así un campeonato oficial de la FIA por segunda vez en su historia, la primera fue en 1981, cuando ganó el Campeonato Europeo de Turismos.

Un final por todo lo alto

Después de que Pavel Janeba, jefe del equipo Škoda Motorsport, recibiera el prestigioso trofeo en la ceremonia de Montecarlo el 9 de diciembre de 1994, se produjo otro momento histórico unos días más tarde en las Caballerizas Imperiales del Castillo de Praga: el Škoda Favorit concluía oficialmente su carrera en competición, y la prensa conocía a su sucesor: el Škoda Felicia Kit Car. Bajo la bandera del equipo oficial, el Favorit de carreras participó en 35 competiciones del Campeonato del Mundo, logrando la impresionante cifra de 31 victorias y 20 segundos puestos en su palmarés.

Información contextual

La marca Škoda ha estado estrechamente asociada al automovilismo desde el principio, con una historia marcada por logros significativos y actuaciones heroicas. Los equipos Škoda Favorit escribieron literalmente su capítulo con letras de oro. La gradual evolución técnica de este coche, combinada con el entusiasmo y las magistrales actuaciones de pilotos y copilotos, condujeron a una campaña de gran éxito en 1994. Comenzó en enero con el equipo Sibera/Gross, que consiguió su cuarta victoria consecutiva en el tradicional inicio de temporada, el Rally de Montecarlo. Sin embargo, los notables logros se extendieron a lo largo de toda la temporada, culminando con un trofeo histórico para Škoda Motorsport en el Campeonato de la FIA.

 Favorit: un nombre sinónimo de éxito en el automovilismo

A finales de la década de 1980, Škoda Auto experimentó una importante transformación. Este cambio se materializó en el Škoda Favorit, que supuso un cambio revolucionario de la era de los modelos con motor trasero y tracción trasera a un coche moderno con una carrocería espaciosa, motor delantero y tracción delantera. Al mismo tiempo que el modelo de serie salía de la cadena de producción, se desarrolló una variante de carreras a partir de 1988, que recibió la homologación el 1 de enero de 1989. El Škoda Favorit 136 L hizo su debut oficial en competición en enero de 1989 en el Rally de Invierno de Valaquia, con los equipos Ladislav Křeček/Bořivoj Motl y Pavel Sibera/Petr Gross.

A continuación, el Škoda Favorit saltó a la escena internacional en el Hankiralli finlandés, donde demostró su valía en la principal liga «competitiva» de Finlandia. El equipo local de Kalevi Aho/Timo Hakala consiguió la victoria en su categoría con el Favorit. En aquel momento, pocos podían predecir el impacto que tendría el Škoda Favorit en el automovilismo de Mladá Boleslav o en las etapas mundiales de rally.

Rally de Montecarlo 1994: cuarta victoria consecutiva en la categoría de menos de 1300 cm3

Las innovaciones técnicas y los equipos experimentados y motivados permitieron obtener resultados extraordinarios en la temporada de 1994. El presagio de esta exitosa campaña fue la victoria en el 62º Rally de Montecarlo, celebrado en enero. El equipo Sibera/Gross continuó su racha de victorias en la categoría de menos de 1.300 cmpara conseguir su cuarta victoria consecutiva en esta exigente competición. Vladimír Berger y Pavel Štanec lograron el segundo puesto en la categoría con su Škoda Favorit, mientras que el tercer clasificado se quedó a más de media hora de los vencedores checos. A pesar del modesto rendimiento del Favorit en comparación con la competencia, Pavel Sibera alcanzó un impresionante 20º puesto en la clasificación general.

Según los pilotos, el coche se comportaba como un kart, como demuestra su tendencia a levantarse sobre dos ruedas en lugar de derrapar en las curvas rápidas.

Sobresaliente temporada en 1994 y victoria en el Campeonato del Mundo de la FIA

El equipo Škoda Motorsport consolidó su éxito inicial en el desafiante rally portugués. Aquí, los equipos checos con los Škoda Favorit demostraron su dominio en la categoría, con el equipo Sibera/Gross celebrando la victoria seguido de la dupla Triner/Klíma. Además, Pavel Sibera se abrió camino hasta la 10ª posición de la general, ganando valiosos puntos para Škoda en el Campeonato del Mundo de Fabricantes.

En el Rally Acrópolis de mayo, ambos coches se colaron en el Top 10 de la general, marcando un logro histórico para la marca Škoda en el campeonato del mundo. Los coches que ocuparon las ocho primeras posiciones eran unidades de fábrica equipadas con motores turboalimentados mucho más potentes, lo que hace que el éxito sea aún más impresionante.

El Škoda Favorit reafirmó su rendimiento en el rally de Finlandia e incluso en Australia, donde el equipo Škoda Motorsport se aventuró por primera vez, con la vista puesta en el título del Campeonato del Mundo de la FIA. Se consiguieron puntos adicionales en el Rallye Sanremo y en el rallye de España. De cara al famoso Rallye RAC británico, que celebraba su 50 aniversario en 1994, la tarea estaba clara: defender su posición de liderazgo en el Campeonato del Mundo de la FIA en la categoría de menos de dos litros. Compitiendo en la clase A5 para coches de aspiración natural y tracción delantera con motores de hasta 1.300 cm3, Škoda no sólo ganó esta categoría, sino que también consiguió un impresionante 6º y 7º puesto en la clase de 2 litros. Esta actuación en ambas categorías permitió a Škoda hacerse con el trofeo de fabricante en el Campeonato del Mundo de Rallyes de 2 litros de la FIA. Škoda dominaba así un campeonato oficial de la FIA por segunda vez en su historia, la primera fue en 1981, cuando ganó el Campeonato Europeo de Turismos.

Un final por todo lo alto

Después de que Pavel Janeba, jefe del equipo Škoda Motorsport, recibiera el prestigioso trofeo en la ceremonia de Montecarlo el 9 de diciembre de 1994, se produjo otro momento histórico unos días más tarde en las Caballerizas Imperiales del Castillo de Praga: el Škoda Favorit concluía oficialmente su carrera en competición, y la prensa conocía a su sucesor: el Škoda Felicia Kit Car. Bajo la bandera del equipo oficial, el Favorit de carreras participó en 35 competiciones del Campeonato del Mundo, logrando la impresionante cifra de 31 victorias y 20 segundos puestos en su palmarés.

Škoda Favorit 136 L Rally Special

Este coche de competición, homologado para el Grupo A, se basaba en el modelo de serie, presentaba un chasis de acero de cinco puertas con una jaula antivuelco fabricada con tubos de cromolibdeno de paredes finas y pesaba 750 kg. Estaba propulsado por un motor OHV de cuatro cilindros, de aluminio, refrigerado por agua, con culata de ocho canales y un solo carburador. El motor estaba montado transversalmente en la parte delantera y accionaba las ruedas delanteras. De una cilindrada de 1.289 cm3, los ingenieros de Mladá Boleslav conseguían extraer 120 CV. Dependiendo del tipo de competición y de la desmultiplicación resultante de la transmisión manual de seis velocidades, el coche alcanzaba velocidades máximas de 150 a 210 km/h. De la frenada se encargaban cuatro frenos de disco.

Los coches de Škoda en el Rally de Montecarlo

El automovilismo ha sido una piedra angular del legado del fabricante de automóviles de Mladá Boleslav desde su fundación, y la marca ha ganado numerosos y valiosos trofeos en el prestigioso Rally de Montecarlo. Los vehículos de Laurin & Klement compitieron ya en la segunda edición del rally, en 1912, y en 1936, un modelo con la flecha alada en su logotipo estuvo por primera vez en la línea de salida: el roadster Škoda Popular Sport terminó segundo en la categoría de menos de 1.500 cm3. Tras la Segunda Guerra Mundial, Škoda se estableció como un fuerte competidor en la categoría de menos de 1300 cm3, como demuestra el triplete del modelo Octavia TS de 1961 a 1963. En la década de 1990, el modelo Favorit 136 L continuó los éxitos de Škoda en Montecarlo, con cuatro victorias consecutivas en su clase de 1991 a 1994. La era moderna está marcada por los Škoda Fabia de competición con tracción a las cuatro ruedas: el Škoda Fabia R5 se adjudicó la categoría WRC2 en el MCR en 2018.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Ir al contenido